dimarts, 11 de de febrer de 2020
Diari Maresme | Independent i Comarcal

Indignante

Antoni Inés | Malgrat de Mar

Es
indignante y preocupante para una sociedad democrática – e incluso me
atrevería a decir anticonstitucional -, que un ciudadano (que paga sus
impuestos), no pueda acercar su vehículo a la acera durante unos
escasos 30 SEGUNDOS, sin tan siquiera parar el motor, (que NO
estacionar), y para no obstruir la circulación, en una parada de
autobús vacía y de unos 50 metros de largo aproximadamente, con la
única finalidad de recoger a un pasajero, como puede ser un hijo, un
anciano, un minusválido (como es mi caso), etc.

Que
tampoco se pueda hacer esta misma maniobra, para ceder el paso a
ambulancias, bomberos, policía, en servicio de emergencia, o en
cualquier otra circunstancia que el tráfico lo requiera, ya que
automáticamente esto significa la sanción por este hecho, sanción
además tipificada como "GRAVE", como si de un delito se tratara, y que
este acto le cueste al contribuyente 120 euros (una parada de menos 30
segundos).

Estas
sanciones, se ejecutan por una cámara de video-vigilancia y se cursan
automáticamente. Al parecer, nadie se preocupa en discernir las
posibles circunstancias que pueden hacer que el hecho sea sancionable o
no, – "¿para qué?… ya se encargara el afectado de quejarse y sino que
page". –

Este
hecho, lamentablemente, solo es comparable a los que se dan en algunos
países gobernados por estrictas dictaduras, donde sus gobernantes son
personas completamente corruptas, y en los que el único fin es recaudar
dinero, ROBANDOLO DELIVERADAMENTE A LOS CIUDADANOS.

Esto
es sencillamente inadmisible, vergonzoso y humillante, y esta
ocurriendo todos los días en la ciudad de MATARO, concretamente frente
a la estación de tren, en la carretera N-II, en sentido Girona, donde
paradójicamente, a su alcalde se le ha retirado el carné de conducir,
por triplicar la tasa de alcoholemia permitida.

Deixa un comentari

» Normes d'ús dels comentaris